Descubierta una nueva especie de araña, Loxosceles tenochtitlan

Descubierta una nueva especie de araña, Loxosceles tenochtitlan


Una nueva especie de araña, llamada Loxosceles tenochtitlan, ha sido descubierta por investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Según la UNAM, el descubrimiento se atribuye al biólogo y profesor universitario Alejandro Valdez-Mondragón. Sin embargo, con él trabajaron sus alumnas Claudia Navarro, Karen Solís, Mayra Cortez y Alma Juárez.



La nueva especie pertenece al género Lexosceles, como la araña violín y la araña ermitaña. Por lo tanto, al igual que ellos, el Loxosceles tenochtitlan puede causar graves lesiones a los seres humanos, aunque no se considera letal.


La nueva especie es originaria del Valle de México. Los científicos pensaron inicialmente que la araña era una Loxosceles misteca, otra especie nativa de Guerrero y Morelos, y que había sido introducida en el Valle de México por los humanos.


Sin embargo, cuando se realizaron estudios de biología molecular en ambos arácnidos, los investigadores se dieron cuenta de que se trataba de dos especies de arañas completamente diferentes.


México es el país con mayor diversidad del género Loxosceles. Cuarenta de las 140 especies del mundo son nativas de este país.


Peligrosidad de Loxosceles tenochtitlan


El Dr. Alejandro Valdez-Mondragón afirmó que el Loxosceles tenochtitlan puede morder a los humanos si se siente amenazado, aunque normalmente prefiere huir. Aunque no son mortales, estos arácnidos tienen un potente veneno que destruye los tejidos. La mordedura de uno de ellos puede causar una necrosis que se extiende hasta 40 cm en la piel. Estas lesiones tardan varios meses en curarse y suelen dejar una cicatriz permanente.


En el caso de los niños, la picadura del Loxosceles tenochtitlan puede ser aún más peligrosa. El veneno puede acabar en el torrente sanguíneo, destruyendo los glóbulos rojos, aunque esto ocurre en casos muy raros.


Las hembras son dos veces más venenosas que los machos.


Descubiertas nuevas especies de arañas: estos son sus hábitos


Esta especie se esconde en agujeros, entre las rocas, pero también en el hogar entre objetos, muebles o paredes. El Dr. Alejandro Valdez-Mondragón advirtió que para encontrar alimento y gracias a la temperatura y humedad ideales que se encuentran allí, esta araña venenosa tiende a instalarse en nuestros hogares. Esto nos expone al riesgo de sufrir accidentes desagradables.


La época más peligrosa es la de las lluvias porque el Loxosceles tenochtitlan se pasea por la noche en busca de una hembra. Con la llegada de la luz del día, puede esconderse en el tejido de la ropa, entre las sábanas o en los zapatos.


Estos arácnidos también se sienten atraídos por la basura. Aquí pueden comer hasta saciarse de los insectos que zumban por ahí.


Pero el médico añade que no deben matarse indiscriminadamente porque cumplen una importante función ecológica al alimentarse de insectos. La mejor manera de mantener alejadas a las arañas es mantener nuestra casa limpia y ordenada.


Descubierta una nueva especie de araña, Loxosceles tenochtitlan

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.